¿Elegir un Fondo de inversión o un Plan de pensiones? Análisis y conclusiones

Una de las preguntas más recurrentes cuando quieres planificar tus ahorros a largo plazo consiste en valorar dos de las opciones más conocidas:

¿Fondo de inversión o plan de pensiones?

El objetivo del artículo es determinar cuál de estas dos opciones ofrece una mayor rentabilidad fiscal y financiera, buscando obtener la máxima rentabilidad y pagar los mínimos impuestos, siempre respetando la normativa vigente.

Si estos dos productos financieros tributasen igual, no existiría ningún debate entre si debemos elegir planes de pensiones o fondos de inversión, pero es precisamente el apartado tributario el que diferencia a estos dos productos financieros.

Debemos tener claro que es imposible no pagar impuestos con este tipo de productos, pero podemos minimizar el impacto fiscal y maximizar nuestra rentabilidad con una correcta planificación financiera que tenga en cuenta dos factores fundamentales:

  • Invertir en productos rentables a largo plazo
  • Seleccionar el producto financiero fiscalmente más favorable

Diferencias entre ahorro e inversión

Existen diferencias importantes entre el ahorro y la inversión. Aunque parezcan conceptos muy parecidos, cabe tener en cuenta sus principales diferencias. Las describimos a continuación.

¿Qué es el ahorro?

El ahorro es la diferencia entre lo que ingresamos y lo que gastamos durante un determinado periodo de tiempo. Lo podemos resumir en la fórmula siguiente:

Ahorro = Ingresos – Gastos

Lo más habitual es que el ahorro permanezca en la cuenta corriente de nuestro banco, sin generar ningún tipo de rentabilidad. 

Existen productos financieros como las cuentas de ahorro las cuales nos permiten obtener una pequeña rentabilidad si vamos depositando nuestros ahorros durante un plazo que puede ir de los 6 meses hasta varios años.

Los planes de pensiones también están considerados productos de ahorro, dado que nos permiten ahorrar para la jubilación.

¿Qué es la inversión?

La inversión tiene como principal objetivo hacer crecer nuestros ahorros en el medio y largo plazo. Cuando invertimos buscamos una determinada rentabilidad asumiendo un determinado nivel de riesgo.

La clave de la inversión consiste en controlar los riesgos y obtener la máxima rentabilidad posible de forma sostenida en el tiempo. Este es el factor que diferencia a los buenos inversores de los malos inversores.

Para entender la relación entre el ahorro y la inversión, podemos decir que el ahorro es la materia prima de la inversión. Sin ahorro no hay inversión.

Fondos de inversión

En el siguiente apartado hablaremos sobre los fondos de inversión, y sobre todo lo que debes tener en cuenta para compararlo correctamente con los planes de pensiones.

¿Qué es un fondo de inversión?

Un fondo de inversión es un producto financiero que nos permite invertir en acciones de distintas empresas y en otros instrumentos de inversión de forma diversificada, y con la tranquilidad de estar en manos de un equipo de gestores profesionales que se dedican a invertir el dinero de ahorradores como nosotros.

Gracias a los fondos de inversión, las personas que quieren invertir en bolsa pero no tienen conocimientos suficientes, pueden contar con especialistas en la inversión para que gestionen sus ahorros a cambio de una pequeña comisión.

Ventajas y desventajas de invertir en fondos de inversión

En este apartado analizaremos los 3 factores más importantes que influyen en nuestra inversión en fondos de inversión.

Flexibilidad de los fondos de inversión

Los fondos de inversión tienen la ventaja de poder configurar carteras altamente diversificadas en función de criterios como el sector empresarial (el químico, tecnológico, industrial, automovilístico, energético, etc.), el área geográfica (Estados Unidos, Europa, Asia, China, países emergentes, etc.), o por estilo de inversión (growth, value investing, acciones, renta fija, etc.).

Liquidez de los fondos de inversión

Una de las ventajas más importantes de los fondos de inversión respecto a los planes de pensiones es la liquidez. La liquidez de los fondos de inversión es prácticamente inmediata.

Si tienes 200.000 euros en un fondo de inversión y necesitas rescatar una parte o la totalidad de este capital al día siguiente, sólo necesitas vender las participaciones del fondo de inversión y tendrás liquidez al día siguiente.

Rentabilidad de los fondos de inversión

La rentabilidad de los fondos de inversión de renta variable suelen ser bastante superiores a los planes de pensiones de renta variable. Esto sucede por dos motivos principales:

En primer lugar, las comisiones sobre los planes de pensiones, al menos en España, son muy superiores a las comisiones que se pagan por los fondos de inversión. 

En segundo lugar, los planes de pensiones suelen ser productos que combinan la renta fija y la renta variable, es decir, son productos mixtos, y eso suele conllevar una menor rentabilidad al tener una exposición menor a la renta variable, la cual se ha demostrado mucho más rentable a largo plazo que la renta fija.

Estos dos motivos nos muestran otra clara ventaja de los fondos de inversión respecto a los planes de pensiones, los cuales ofrecen una mayor rentabilidad (si seleccionamos a una buena gestora), y además las comisiones son mucho menores a los planes de pensiones tradicionales comercializados por la banca.

Planes de pensiones

En este apartado hablaremos sobre los planes de pensiones y todo lo que debes tener en cuenta decidir si se trata de un producto adecuado para ti.

¿Qué es un plan de pensiones?

Un plan de pensiones es un instrumento de ahorro a largo plazo cuyo objetivo es rentabilizar los ahorros para la edad de jubilación, o bien en caso de invalidez o desempleo de larga duración.

Este tipo de producto financiero exige el compromiso de ingresar de forma periódica una determinada cantidad de dinero, a cambio de una rentabilidad que variará en función del plan de pensiones que elija el cliente.

Ventajas y desventajas de invertir en planes de pensiones

En este apartado analizaremos los 3 factores más importantes que influyen en nuestra inversión en planes de pensiones.

Flexibilidad de los planes de pensiones

Si bien es cierto que los planes de pensiones también pueden ser de renta fija, renta variable o mixta, la realidad es que la oferta de productos disponibles es mucho menor si lo comparamos con los fondos de inversión, donde existe una oferta mucho más amplia.

La mayoría de planes de pensiones están comercializados por los principales bancos del país. El sector bancario en España es un oligopolio de pocas empresas con una gran cuota de mercado, y esto condiciona notablemente tanto la oferta como la calidad de los planes de pensiones disponibles.

Liquidez de los planes de pensiones

La liquidez es la principal desventaja de los planes de pensiones, dado que son productos totalmente ilíquidos. Eso significa que no puedes rescatar el dinero hasta que no llegues a la edad de jubilación, o bien cumplas alguna de las excepciones como encontrarte en una situación de invalidez o ser parado de larga duración.

Por ejemplo, imaginemos que tienes 25 años, tienes un trabajo estable, decides contratar un plan de pensiones donde aportas una cantidad inicial de 5.000€, y realizas aportaciones mensuales de 100€. 

Pues bien, todo el dinero que entre en este producto financiero no lo vas a ver hasta dentro de 40 años como mínimo, perdiendo la capacidad de rescatar ese capital en cualquier momento de tu vida en el que lo necesites. Esto no ocurre con los fondos de inversión los cuales tienen una liquidez inmediata.

Rentabilidad de los planes de pensiones

Los planes de pensiones han obtenido una rentabilidad media del 3,7% y del 2,7% en periodos de 5 y 10 años respectivamente. Estos datos concuerdan con los estudios de Pablo Fernández, profesor de finanzas de IESE, los cuales indican que la rentabilidad media de los planes de pensiones españoles a 15 años se sitúa en el 3,03%.

Si la inflación media en España se ha situado entre el 2 y el 3% durante los últimos 20 años, las rentabilidades que nos ofrecen los planes de pensiones apenas nos permiten superar el aumento del coste de la vida. 

Por lo tanto, los planes de pensiones no son un buen producto de inversión debido a su baja rentabilidad, y tampoco nos sirve para mantener nuestro poder adquisitivo por encima de la inflación.

La fiscalidad de los fondos de inversión y de los planes de pensiones

El apartado fiscal lo he dejado para el final porque resulta uno de los puntos diferenciales entre los fondos de inversión de los planes de pensiones, y he creído que merece un punto a parte respecto al resto de características que hemos ido comentando.

En España existe la creencia de que los planes de pensiones cuentan con importantes ventajas fiscales, y es uno de los principales ganchos que llevan a muchos ahorradores a contratar un plan de pensiones antes que un fondo de inversión.

En este apartado vamos a analizar la fiscalidad de estos dos productos financieros para aceptar o refutar los supuestos incentivos fiscales de los planes de pensiones.

La fiscalidad de los fondos de inversión

La persona que invierta en un fondo de inversión, sólo pagará impuestos cuando venda las participaciones del fondo de inversión y tenga un rendimiento positivo, el cual provocará una ganancia patrimonial que se contabilizará en la base imponible del ahorro del IRPF.

Así pues, los impuestos que debe pagar un inversor que haya vendido su fondo de inversión con ganancias, son los siguientes:

de 0 a 6.000 € → 19 %

Entre 6.000 y 50.000 € → 21 %

Más de 50.000 € → 23 %

Eso significa que si rescatamos un fondo de inversión pagaremos como máximo un 23% sobre el beneficio.

Además se añade otra ventaja fiscal de los fondos de inversión, y es la fiscalidad en el traspaso de fondos.

El traspaso entre fondos de inversión nos permite mover nuestra inversión de un fondo a otro sin tener que pagar ningún tipo de impuesto, de forma ilimitada. Sólo pagaremos los impuestos anteriormente citados sobre el beneficio generado cuando vendamos las participaciones del fondo.

Ejemplo de fiscalidad en los fondos de inversión

Si tenemos un capital de 1.000.000 de euros, lo invertimos en un fondo de inversión que nos da un retorno del 20% anual, y vendemos las participaciones del fondo, habremos obtenido un beneficio bruto de 200.000 € sobre los que deberemos pagar impuestos.

La carga de impuestos será la siguiente:

de 0 a 6.000 € → 19 % = 1.140 €

Entre 6.000 y 50.000 € → 21 % = 9.240 €

Más de 50.000 € → 23 % = 34.500 €

Total impuestos: 44.880 €

Beneficio neto = 200.000 € (beneficio bruto) – 44.880 € (impuestos) = 155.120 €

La fiscalidad en los planes de pensiones

La fiscalidad de los planes de pensiones es el principal gancho que utilizan los bancos para que los clientes contraten este tipo de productos financieros pensados para ahorrar en vistas a la jubilación, pero… 

¿Es la fiscalidad de los planes de pensiones tan buena en comparación a los fondos de inversión?

Los planes de pensiones permiten desgravar las aportaciones, con un máximo de 8.000€ o el 30% de los rendimientos del trabajo (cogiendo el menor de estos dos importes). No obstante, en el momento de rescatar el plan de pensiones el tema fiscal se puede complicar, y mucho.

Como decimos, la cosa se complica en el momento de reembolsar el dinero, es decir, cuando ya nos hemos jubilado y procedemos a rescatar el plan de pensiones. En ese momento debemos tributar por todo el capital que hayamos ahorrado previamente, y tributan como rendimientos del trabajo.

A fecha de 2020, el IRPF tiene los siguientes tramos:

tramos irpf

Ejemplo de fiscalidad en los planes de pensiones

Para poder comparar entre iguales, analizaremos el impacto fiscal que tendríamos en un plan de pensiones utilizando el ejemplo que hemos realizado con el fondo de inversión, donde teníamos un capital de 1.000.0000 € con el que hemos obtenido una rentabilidad de 200.000 €.

¿Cuántos impuestos pagaríamos con el mismo ejemplo que hemos utilizado antes?

Pues vamos a calcularlo:

De 0 a 12.450 € → 19% = 2.365,5 €

12.450€ a 20.200 € → 24% = 1.860 €

20.200€ a 35.200 € → 30% = 4.500 €

35.200€ a 60.000 € → 37% = 9.176 €

Más de 60.000 € → 45% = 63.000 € 

Total impuestos = 80.901,5 €

Beneficio neto = 200.000 € (beneficio bruto) – 80.901,5 € (impuestos) = 119.098,5 €.

Comparación fiscal entre los fondos de inversión y los planes de pensiones 

Si analizamos los datos anteriores sobre el impacto fiscal entre fondos de inversión y planes de pensiones, obtenemos los resultados siguientes:

Fondos de inversión

  • Total impuestos: 44.880 €
  • Beneficio neto: 155.120 €
  • Impacto fiscal: 22,44%

Planes de pensiones

  • Total impuestos: 80.901,5 €
  • Beneficio neto: 119.098,5 €
  • Impacto fiscal: 40,45%

Manteniendo las variables de inversión inicial, rentabilidad y el momento del rescate estables en la comparativa, obtenemos las siguientes diferencias:

Invirtiendo en fondos de inversión te ahorras 36.101,5 € en impuestos, obteniendo un menor impacto fiscal del 18,01% respecto a los planes de pensiones.

Por lo tanto, los fondos de inversión te permiten ahorrar casi el 50% en impuestos en el caso de este ejemplo, un dinero que se quedará en nuestro bolsillo.

Conclusión

En el momento de planificar nuestras finanzas, debemos tener en cuenta todos los productos disponibles en el mercado y escoger el producto más adecuado para nuestra situación personal.

La rentabilidad y la fiscalidad del producto son elementos clave que debemos valorar tal y como hemos hecho a lo largo de este artículo.

En este caso, la balanza indica claramente que la opción más inteligente para invertir nuestro dinero a largo plazo son los fondos de inversión, dado que nos ofrecen mayor rentabilidad, mayor liquidez, menores comisiones, y menor presión fiscal respecto a los planes de pensiones.

 

Artículos relacionados

Deja un comentario