¿Qué es un Fondo de Inversión? Definición y Tipos de Fondos

En el siguiente artículo hablaremos sobre los conceptos más importantes que debemos tener en cuenta para invertir en fondos de inversión. Para ello, explicaremos qué es un fondo de inversión, analizaremos los distintos tipos de fondos que podemos encontrar en el mercado y por último, te explicaremos cómo funcionan los fondos mediante un ejemplo real. 

Definición de Fondo de Inversión

Los fondos de inversión son un producto financiero que permite a los inversores realizar aportaciones de capital con el principal objetivo de rentabilizar sus ahorros. Los gestores son los responsables de tomar las decisiones adecuadas para obtener la máxima rentabilidad en base a una estrategia de inversión previamente definida.

Los fondos de inversión también reciben el nombre de Instituciones de Inversión Colectiva (IIC), dado que los gestores administran e invierten el capital de los ahorradores para diversificar y aumentar su patrimonio. 

Las participaciones de un fondo de inversión representan la división proporcional del patrimonio del fondo, son como las acciones para una Sociedad Anónima (SA). Las participaciones de cada fondo tienen un valor liquidativo, el cual representa el precio al que cotizan las participaciones en un momento determinado. El valor liquidativo sería el equivalente al precio de una acción. 

El valor liquidativo de un fondo de inversión aumentará cuando el comportamiento global de la cartera de acciones sea positivo; mientras que disminuirá cuando el comportamiento global de la cartera de acciones sea negativo.

Los fondos pueden invertir en cualquier zona geográfica y en prácticamente cualquier activo que cotice en los mercados. Para ello, se deben seguir los criterios de inversión definidos en cada fondo. Entre los tipos de activo en los que pueden invertir los fondos de inversión encontramos principalmente los siguientes:

  • Bonos
  • Acciones
  • Derivados
  • Divisas
  • Bienes inmuebles
  • Materias primas

La filosofía de inversión de cada gestora de fondos determina la estrategia que van a utilizar para identificar, analizar e invertir el patrimonio de los partícipes. Cada gestora de fondos suele tener su propia filosofía de inversión, una de las más conocidas es el value investing.

Los fondos de inversión son los productos que comercializa la gestora, y estos pueden estar enfocados a mercados emergentes, mercados globales, empresas de distintos tamaños, o determinados sectores. Todo ello en función de las preferencias de cada cliente.

Tipos de fondo de inversión

Para saber cuál es el fondo más conveniente para cada uno de nosotros, debemos conocer los diferentes tipos de fondos de inversión que existen en el mercado. Los analizamos a continuación.

Fondos de renta variable

Son aquellos fondos que invierten su patrimonio principalmente en acciones, es decir, en renta variable. 

Los fondos de renta variable pueden estar vinculados a un índice bursátil como el IBEX35, DAX30, SP500, etc.

Fondos de renta fija

Son aquellos fondos que invierten su patrimonio principalmente en los mercados de renta fija (letras del tesoro, bonos del estado, deuda, etc.).

Los fondos de renta fija se ven influenciados por los cambios en los tipos de interés. Si los tipos de interés suben, los títulos de renta fija bajan; mientras que si los tipos de interés bajan, los títulos de renta fija suben.

Por otro lado, la rentabilidad de los títulos de renta fija está vinculada al periodo de vencimiento y al riesgo del título. Si el título tiene un corto periodo de vencimiento, el riesgo será bajo y su rentabilidad también, pasa lo contrario cuando el título es a largo plazo, existe un mayor riesgo y se paga una mayor rentabilidad. 

Observamos como existe una correlación entre el periodo de vencimiento y la rentabilidad. A mayor periodo de vencimiento obtendremos una mayor rentabilidad.

Fondos mixtos

Son aquellos fondos que combinan una inversión en renta fija y en renta variable. 

Un mayor porcentaje de inversión en renta variable hará aumentar la volatilidad del fondo, mientras que un mayor porcentaje de inversión en renta fija hará disminuir la volatilidad, aunque también limitará la rentabilidad esperada a largo plazo.

Fondos monetarios

Son aquellos fondos formados por activos de alta liquidez y bajo riesgo. Los fondos monetarios son muy seguros y estables, pero ofrecen muy bajas rentabilidades.

No tienen exposición a la renta variable, y la duración media de la cartera suele ser de seis meses.

Fondos globales

Son aquellos fondos que tienen libertad para invertir el porcentaje que crean conveniente en renta fija o renta variable, en el sector o sectores económicos que ofrezcan más potencial, y en el área geográfica y divisa que crean oportuna.

No obstante, los fondos globales deben cumplir el requisito de diversificar la inversión.

Fondos garantizados

Son aquellos fondos que garantizan recuperar, como mínimo, el capital invertido durante el plazo de inversión. En este tipo de fondos para obtener una rentabilidad asegurada deberemos cumplir con el periodo garantizado, que dependerá según el tipo de fondo garantizado que hayamos contratado.

Hedge Funds

Los hedge funds (fondos de inversión libre), no están sujetos a ninguna restricción de inversión y pueden basar su estrategia invirtiendo en cualquier tipo de activo y con un apalancamiento de hasta x5 veces.

La libertad que ofrecen este tipo de fondos, su baja liquidez y el apalancamiento al que tienen acceso lo convierten en un tipo de fondo expuesto a un elevado riesgo.

Fondos de fondos

Los fondos de fondos invierten como mínimo el 60% de su patrimonio en otros fondos, y no pueden invertir cantidades superiores al 10% del patrimonio en un solo fondo.

Conceptos clave de los fondos de inversión

Para entender cómo funciona un fondo de inversión, debemos conocer previamente los principales conceptos. Los explicamos a continuación:

Partícipe 

Son aquellos inversores que han realizado aportaciones al fondo de inversión y que poseen participaciones. De la misma forma que existen accionistas en una empresa, existen partícipes en los fondos de inversión.

Participaciones

Son las partes en las que está dividido el patrimonio de un fondo de inversión. De la misma forma que existen las acciones en una empresa, existen las participaciones en los fondos de inversión.

La cantidad de participaciones de un fondo de inversión no es una cantidad fija como ocurre con las acciones de una compañía. La compra de participaciones recibe el nombre de suscripción y la venta, reembolso.

Valor liquidativo

Es el precio de la suscripción, es decir es el precio al que compramos cada participación del fondo. El valor liquidativo sería equivalente al precio de compra de una acción. El valor liquidativo se publica diariamente cuando cierran los mercados.

Para calcular el valor liquidativo de un fondo, podemos usar la siguiente fórmula:

fondo de inversión

Ejemplo: Si las participaciones del fondo tienen un valor liquidativo de 50€ y queremos invertir 6.000€, qué cantidad de participaciones recibiremos?

Solución: 6.000 / 50 = 120 Participaciones.

Empresa gestora: es la responsable de gestionar y administrar el fondo de inversión. No es la propietaria del fondo, dado que los propietarios son los partícipes. Las funciones de la empresa gestora están enfocadas a analizar empresas e invertir el patrimonio del fondo en base a una política o estrategia de inversión previamente definida.

Las empresas gestoras tienen la obligación legal de informar a la CNMV periódicamente.

¿Cómo funcionan los fondos de inversión?

El funcionamiento de un fondo es relativamente sencillo, el inversor se convierte en partícipe cuando ingresa dinero en el fondo, y los gestores deciden cuáles son las mejores opciones de inversión para sus clientes.

Es importante diferenciar entre el patrimonio del fondo y la cartera del fondo. El patrimonio del fondo es el capital del que dispone, independientemente de si ese capital está invertido o en liquidez. Por otro lado, la cartera del fondo está formada sólo por los activos financieros que posee el fondo.

El tamaño de un fondo puede cambiar por varios motivos. Si existe una situación de entrada o salida de inversores, ésta no afectará al valor liquidativo del fondo y por lo tanto, no afectará al resto de partícipes. 

En cambio, si existe una variación en el valor de mercado por bajadas bruscas en las cotizaciones de las empresas o por beneficios mejores que los previstos, esto sí afectará al valor liquidativo del fondo, dado que afecta al precio de las acciones que el fondo tiene en cartera.

Conclusión

Como hemos podido observar a lo largo de este artículo, los fondos son instrumentos de ahorro que permiten al inversor contar con el conocimiento de los mejores gestores del mundo para que inviertan su capital. 

Gracias a los fondos, el inversor individual sin tener un gran conocimiento sobre los mercados financieros puede tomar decisiones de inversión del más alto nivel y obtener buenas rentabilidades a medio y largo plazo.

Será nuestra responsabilidad como inversores analizar y seleccionar a aquellas gestoras que tengan una filosofía de inversión compatible con nuestra manera de entender la inversión. 

 

Artículos relacionados

Deja un comentario